habitos sexualidad femenina

Los principales desafíos de la sexualidad femenina

Sé que es un tema tabú, y no nos gusta hablar de ello, pero ha llegado el momento de encararlo y cambiar la situación.

Durante los últimos años he escuchado por mucho tiempo a las mujeres en los círculos, los talleres de sexurero, y las múltiples actividades que realizamos acerca de la sexualidad. Adicional a esto, he investigado y encontrado los principales desafíos de la sexualidad femenina. Y vaya que las mujeres necesitamos hablar y solucionar esto.

Estoy segura que lo que leerás a continuación te ha afectado en algún momento de la vida, y de no ser así, al menos algunas de tus amigas te han pedido consejo para afrontarlo.

  • Disfrutar la sexualidad sin culpa y vergüenza
  • Conocerse, explorarse
  • Baja de libido
  • Frustración en la sexualidad
  • Masturbación - autotoque amoroso

1. Disfrutar de la sexualidad sin culpa y vergüenza

Realmente este es un temazo. La religión, la cultura, y las tradiciones han censurado el placer y nos ha metido en un sistema de desinformación acerca del mismo, castrando de alguna forma la expresión natural de la sexualidad.

Creeríamos que para la época en donde todo aparenta ser tan liberal, no es así. Pero al contrario, cargamos la culpa y el miedo de nuestros ancestros, más la de nuestra vida actual. Lo cual nos llena de capas que mitigan el disfrute y la autenticidad.

La inseguridad acerca de si es correcto o no, es algo que todas hemos vivido en algún momento.

Y, ¿quién responde esto? El hecho de hablar acerca de nuestros tabúes y vergüenzas es una manera de sanar los mismos, exponerlos a la luz, primero, nos muestra la gran cantidad de personas que sienten o piensan lo mismo.

Es por eso que el grupo cerrado de Escuela de Shaktis en Facebook nos ha sorprendido al ver la cantidad de mujeres en sororidad.

Comentarios de mujeres en nuestras redes:

Mi mayor reto es vencer la vergüenza para poder dejar los tabúes y ver el sexo como algo bonito”

-Anónima

“Uuuf mi sexualidad se ha amenazado por una gran cantidad de ideas religiosas de lo que puedes o no puedes hacer. Ahora justo tome la decisión de mudarme con mi pareja y cada vez que quiero conectar con él, mi cuerpo se estresa y las ideas de que lo que hago está mal llegan a mí. Mi pareja que me ha ayudado mucho en mi proceso de caminar fuera de las ideas tradicionales de mi cultura, me anima mucho a que explore mi cuerpo y por eso estoy comenzando a tener mucha curiosidad sobre mi sexualidad y cómo puedo amar mi cuerpo de una forma libre y divertida. Es por eso que llegué aquí, porque quiero aprender y no sentirme sola, además de que la mayoría de mis amistades no responderían a mis preguntas o me juzgarían antes de ayudarme. Así que quiero un espacio libre de prejuicios donde haya más chicas que quieran caminar junto conmigo

-Anónima-

“Mi gran reto ha sido superar (y seguir superando) el hecho de que la sexualidad no es algo “sucio” sino algo precioso de lo que tanto hombre como mujer podemos disfrutar de manera sobrenatural”

-Anónima-

2. Falta de autoconocimiento y exploración del cuerpo

Éste es otro de los problemas que todas hemos vivido en algún momento de nuestra vida.

Entrevistando mujeres en los diferentes encuentros que realizo veo la inmensa cantidad de chicas que confiesan su poca exploración corporal. Muchas de ellas, porque les da pereza, consideran que no lo necesitan, ni siquiera se lo habían preguntado o quizás porque dejan este tema a cargo de su pareja.

La sociedad actual nos ha hecho creer que conocer el cuerpo es entrar en el carrusel del consumo y los cuidados estéticos. Impactando esto lo superficial, más no la esencia.

El hecho de sentir la energía, escuchar nuestro templo, y tener un diálogo directo y constante con él, es nuestra debilidad en el mundo occidental.

De ahí el incremento exorbitante de enfermedades y dolencias que en su mayoría son formas en las que el cuerpo habla lo que la boca calla.

Nuestro valor del cuerpo y la capacidad de reconocerlo, sentirlo y estudiarlo, aumentan nuestra energía vital, deseo sexual y ganas de vivir.

La falta de disciplina y curiosidad para indagar en el mismo, ocasiona la pandemia actual de algunas mujeres bajas de libido. Por ello, enfocarse en amar el cuerpo y explorarlo es un buen camino para vivir a plenitud.

Comentarios de mujeres en nuestras redes:

“Mi mayor desafío por tanto es liberarme de esta cárcel mental y vivir mi sexualidad de una vez por todas como tiene que ser!!! Por ello debo descubrir mi cuerpo y qué me gusta”
-Anónima-

3. Baja de libido o deseo sexual

baja de líbido sexual

“No tengo ganas de hacer el amor y mi pareja quiere todo el tiempo”, “Estoy en una etapa de olvido del placer, no sé cómo activarlo” “¿Cuántas veces es lo normal en una semana para tener relaciones sexuales?”

Seguro que nos ha pasado o conoces alguna amiga que vive esta situación. Empecemos por hablar de esta sociedad frenética llena de actividades y prisas, en donde la sexualidad quizás no cuenta con todas las horas que merece.

Además, el sexo del “mete y saca” y la búsqueda de objetivos y resultados llena de tensión y expectativas la práctica ocasionando por ello una gran cantidad de historias ancladas en el cuerpo, más allá del acto simple y sublime de sentir placer.

Si tienes estrés, prisa, hábitos de vida poco saludables, alimentación desbalanceada y consumes sustancias como el cigarrillo o el licor, es evidente que tu cuerpo te va a cobrar los abusos y uno de los síntomas es la pérdida del deseo sexual.

Ahora, si por el contrario tu eres una mujer de bienestar y sin embargo no te dan ganas. Es evidente que algo pasa y puedes afrontarlo. Para ello debemos hacer un estudio a fondo de ti misma.

Un problema es creer que el placer viene de afuera y no de ti misma, entregándole la responsabilidad de tus sensaciones a los estímulos externos que prenden tus bragas.

4. Frustración

Puede tener orígenes diversos:

  • Por tener sexo sin realmente desearlo
  • Por insatisfacción sexual con la pareja y consigo mismo y no comunicarlo
  • Por sentir poco placer, y tener dificultad para conseguir los orgasmos
  • Por la monotonía y falta de creatividad

¿Cuál es tú nivel de satisfacción sexual? Haces de la sexualidad una dimensión de estudio o la dejas simplemente en la espontaneidad del día a día.

¿Qué tanto haces el amor de manera consciente? Encuentra la forma de conectar con la vitalidad y energía que puede crear la sexualidad consciente y conéctate con el merecimiento del placer, así podrás atraer toda la abundancia que mereces.

“Menopausia médica – La sexualidad se olvidó. Retormarla nuevamente y con un enfoque enriquecedor. Abandonarse al hacer el amor y dejar de controlarlo todo”
-Anónima-

5. Masturbación

La palabra por sí misma me ocasiona incomodidad. ¿Cómo le han puesto un nombre tan feo a un acto tan bello? Es como turbarse más.

En mi caso prefiero llamarla auto toque amoroso. A diferencia de los hombres, no todas las mujeres se masturban, y quienes lo hacen en su mayoría lo conciben como un acto para ocasionar orgasmos, utilizando juguetes o toques frenéticos y directos en el clítoris que lo que realmente consiguen es condicionar el placer y ponernos en una zona de confort.

El miedo a la autoexploración, lo poco que nos excita nuestro propio ser, más las prohibiciones del tema hacen que esto sea un acto, inclusive en algunos casos adictivos, más que en una práctica de autoconocimiento y empoderamiento femenino.

¿Disfrutas tu sexualidad al 100%?

Si estás leyendo esto supongo que tienes un alto nivel de curiosidad y deseas mejorar tu sexualidad. La sexualidad es mucho más de lo que nos han contado.

El tantra y la sexualidad somática son conocimientos que abren puertas a experiencias que ni te imaginas.

Te gustaría ¿Sentir orgasmos en todo el cuerpo sin quitarte la ropa, ni ser tocada? O ¿experimentar conexiones con tu alma y el cosmos? ¿Qué tal si te digo que puedes liberarte de las cargas ancestrales y llevar tu vida a otro nivel?Todas estas experiencias estarán al alcance en Escuela de Shaktis.

En alguno de los círculos de mujeres y talleres que he realizado por años he notado la inmensa necesidad por compartir los desafíos y traumas, así como pedir ayuda o consejo. Cuando las mujeres nos unimos, construimos tejido y la red de nuestra sanación llega a las vidas de quienes nos rodean

El poder de ser mujer es un gran regalo y por eso, mi misión es transmitir al mundo el contenido necesario para que desde el calor del hogar superes aquello que impide tu despertar. Y si por el contrario, eres una mujer despierta y llena de vitalidad, esta información te será útil para llevarla a otras chicas que seguro requieren de tu medicina.

Si te interesa este contenido, seguro que te interesará el curso.

Curso gratuito de auto toque amoroso

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario